martes, 27 de diciembre de 2011

Violencia machista, señora Mato

A la atención de la ministra Ana Mato,

ayer usted hizo referencia a la violencia contra la mujer con un "violencia en el ámbito familiar". A decir verdad usted puede decir lo que quiera, ¿por qué no? Somos libres de expresar nuestras opiniones pero me gustaría hacerle una breve consideración.

Los hombres (y mujeres) que se amparan en el "es mía", "en mi casa se hace lo que yo diga" o "nadie tiene por qué intervenir en la vida de una pareja" estarán encantados de esta terminología. Acabamos diciéndoles que este tipo de maltrato- físico o psicológico- se ejerce en el ámbito familiar. Y ya está. Pero no es así. Sabemos que la violencia o desprecio hacia la mujer no se ejerce tan sólo en el seno doméstico ni tan sólo a través de familiares.

Por ello le pido que hagamos un esfuerzo entre todos y especialmente todas. Por no desandar un gran paso conseguido por muchos colectivos que llevan trabajando demasiados años en contra de esta lacra. Porque desde la política y desde los medios de comunicación seamos un poco más responsables para concienciar mejor a la ciudadanía.

Las mujeres que sufren este terrorismo son víctimas de la violencia machista o de la violencia contra la mujer. Dejemos ya apartados los términos como de género o familiar, porque sabemos que no es correcta esta terminología. Esta nota no pretende ir en contra de la ministra, sino ser un aviso a navegantes: políticos y políticas, escritores y escritoras, periodistos y periodistas, profesores y profesoras...y un largo etecé de profesionales que están contribuyendo a la educación de la sociedad.

Es muy fácil: machista o contra la mujer. ¿Por qué no lo usamos con propiedad? Es sencillísimo y apuesto a que con la ayuda de todos y todas será mucho más fácil acabar con esta lacra.

Un saludo,

Absurda Cenicienta

lunes, 26 de diciembre de 2011

¿Un comportamiento ejemplar?

En día 24 de diciembre, Nochebuena, sabemos que a las nueve de la noche todos los españolitos tenemos una cita obligatoria con don Juan Carlos. Ese discurso que caiga la que caiga dice algo así como "nos llena de orgullo y satisfacción".

Este 2011 no iba a ser diferente. Con un discurso más largo de lo habitual (o al menos es la sensación que me dio) tocó temas importantes para la ciudadanía. Habló de crisis, habló de fin del terrorismo, habló de unidad y de un largo etecé. Me gustaría destacar que en la mesita que normalmente tiene un retrato de la Familia Real al completo o al menos de los nietos y nietas, esta vez tenía la foto de la Investidura de Mariano Rajoy como actual presidente de nuestro país. Una foto sobria, donde predominaban los trajes, y se veía tres siluetas: Rajoy, el Rey y Zapatero. Me pareció algo muy acertado para hablar de unión.

Aunque supongo que la elección no era azarosa y se trataba más bien de no mostrar una imagen vinculada a su yerno Urdangarín por el presunto caso de corrupción que le salpica por su actividad con entidades supuestamente sin ánimo de lucro. El Rey, que ya apartó a Iñaki Urdangarín del círculo Real en los últimos días, hizo una silente referencia con un "todos somos iguales ante la ley" y comentando que las personas que ejercen un cargo público deben tener un comportamiento ejemplar. Calificativo que utilizó para hablar de su yerno hace unos días con un "su actitud no ha sido del todo ejemplar".

A pesar de que considero que el gesto es muy aceptable no me dijo nada que no supiera. Sí, todos somos iguales ante la ley, o al menos eso dice la Constitución. Y sí, las personas con cargo público se presupone que deben tener un comportamiento ejemplar. Pero, ¿es realmente igual? Porque si fuera igual esta persona a punto de ser imputada (o eso dicen) no debería estar recluida en Washington. Porque si fuera verdad la Infanta Cristina también tendría algo que decir o, ¿una mujer tan preparada y formada no hace preguntas cuando llegan los millones a casa? ¿No tendría nada que testificar aunque fuera? Y, desde luego, lo que eché de menos es un poco de autocrítica. El Rey habla de comportamiento no ejemplar por parte de su yerno pero, ¿hasta qué punto ha sido ejemplar el suyo? Porque él sabía de sus negocios desde 2007 y por ello decidió apartar a los Duques de Palma durante una temporada de la esfera mediática y apartarlos en Estados Unidos. ¿Me está diciendo que esa es una actitud ejemplar?

Es triste que hayamos tenido que esperar 36 años para que la Casa Real decida regalarnos algo de transparencia. Antes de finalizar el año podremos ver en qué se gastan el grueso de la partida que les corresponde de los Presupuestos del Estado. La friolera cifra de 8.4 millones de euros, que en una situación de crisis como la actual asusta un poco más. Aviso para navegantes: serán trazos gruesos. Y es que parece que por primera vez en más de tres décadas la Monarquía española necesita reforzar su imagen porque temen poder perder el apoyo de la ciudadanía.

Equivocarse es de humanos, lo importante es reconocer los errores, ser autocríticos y consecuentes.
Me llena de orgullo y satisfacción desearos unas Felices Fiestas.

Bon Nadal,
Absurda Cenicienta

lunes, 12 de diciembre de 2011

Que el ritmo no pare...

Cuando era pequeña adoraba enfundarme mi mallot rosa, controlar mi pelo con un lazo, ponerme las punteras y pasar la tarde con mis amigas. Era igual que las demás. Me sentía bonita, una auténtica princesita que se movía al son de la música y con su cuerpo dibujaba elegantes piruetas. Recuerdo que me encantaba hacer las coreografías con pelota. Adoraba la gimnasia rítmica hasta que se acabó.

Después deposité todas mis energías en la natación. Me gustaba sentir el agua. Tan sólo importaban mis movimientos y mi respiración. Recuerdo que me gustaba sentirme libre, zambulléndome y recorriendo rápido las calles para sentirme bien, por mí y por mi espalda. Pero al llegar al Club de Natación me exigían una rutina que no estaba dispuesta a aguantar mucho tiempo. Eran reglas, exigencias, metros por metros. Se esfumaba la magia de flotar, eran obligaciones de algo que tenía que ser un juego, un escape, un sentimiento de libertad. Y me sentía ahogada, y nunca mejor dicho.

Acabé en las manos del gimnasio. Descubrí el aerobic y reviví los sentimientos de la gimnasia rítmica. Era increíble y poco a poco comenzó a gustarme más y más. No me conformaba con las clases de aerobic. Quería más. Luego me quedaba a las clases de Body-Pump y me sentía bien. Bien conmigo misma. Las manías desaparecían al menos mientras sonaba la música y daba de mí el cien por cien en cada sesión.

Tuve que dejarlo por la operación de mi rodilla y ya nunca volvió a ser lo mismo. Lo intenté pero tuve que abandonar el step y sufría con muchos movimientos. Entre eso y los exámenes del instituto con mis "adoradas" matemáticas y química, tuve que dejarlo apartado.

Y luego llegué por casualidad a un nuevo gimnasio en Scarborough (England). Trabajaba allí ese verano y me sentía un poco sola. Fui al mejor de todos, ya que allí los centros deportivos no son como los españoles. Poco a poco empecé a sentirme bien, a recobrar las energías y a sentirme más viva. Fue increíble todo lo que me ayudó ese verano ese lugar.

Y, ahora, muchos años después, es otro gimnasio de mi pueblo el que me devuelve las fuerzas. Cuando todo alrededor parece que tiembla, allí me supero. En medio del microcosmos que se crea, voy avanzando poco a poco. Cuando no consigo que ningún medio me conteste, cuando sigo sin encontrar una salida a esta situación precaria del periodismo...me supero. Avanzo un poco más. No muy deprisa, pero constante. Un poquito más lejos cada día.

Y noto el corazón más relajado, los pulmones más tranquilos, el pulso más pausado y, sobre todo, la cabeza más fuerte. No física, sino mentalmente. ¿Puedes? Por supuesto que puedes. Me miro en el reflejo del cristal al caer la luz y sonrío. Sigo sin parar hasta no poder más. Porque sé que puedo, porque es un pequeño reto que me demuestra que soy capaz de hacer lo que crea.

Y todo esto es gracias al deporte. Gracias por haber estado ahí siempre que lo he necesitado. De todo esto me he dado cuenta hoy corriendo en la cinta al dejar la mente en blanco y pensar todo lo que me ha aportado anímicamente siempre el deporte.

¡Que el ritmo no pare!
Absurda Cenicienta

sábado, 10 de diciembre de 2011

Ocho décadas de voto femenino (en teoría)

El día 1 de octubre de 1931 Clara Campoamor- diputada socialista pero, ante todo, defensora de los derechos fundamentales de la mujer- haciendo caso omiso a algunos de sus compañeros de escaño dio un discurso brillante donde exigía el derecho de voto para la mujer.

Esta abogada, escritora y política marcó un antes y un después en nuestro tiempo. Al menos para las mujeres. Contra todo pronóstico, ya estábamos allí. Ya podíamos decidir. Ya contaba nuestra voz y nuestro voto. Ya empezábamos a ser un poquito más iguales. Comenzaba ese despertar real en la sociedad, ¿por qué tratarnos como diferentes?

Unos meses después, el 9 de diciembre de 1931, Las Cortes aprobaron el sufragio universal. 161 votos a favor, frente a los 121 en contra. En toda la Cámara de representantes tan sólo había tres mujeres. Una de ellas era Clara Campoamor y otra Victoria Kent, que defendía el aplazamiento del sufragio universal para cuando las mujeres se desligaran de la Iglesia y de sus maridos.

Sin embargo, pronto llegó la Guerra Civil y truncó el sueño de muchas mujeres. Tuvimos que esperar hasta 1975 para que las mujeres españolas conseguieran plena capacidad jurídica.

Y, para concluir, nada mejor que el discurso de Clara Campamor.

Señores diputados: lejos yo de censurar ni de atacar las manifestaciones de mi colega, señorita Kent, comprendo, por el contrario, la tortura de su espíritu al haberse visto hoy en trance de negar la capacidad inicial de la mujer. Creo que por su pensamiento ha debido de pasar, en alguna forma, la amarga frase de Anatole France cuando nos habla de aquellos socialistas que, forzados por la necesidad, iban al Parlamento a legislar contra los suyos.



Respecto a la serie de afirmaciones que se han hecho esta tarde contra el voto de la mujer, he de decir, con toda la consideración necesaria, que no están apoyadas en la realidad. Tomemos al azar algunas de ellas. ¿Que cuándo las mujeres se han levantado para protestar de la guerra de Marruecos? Primero: ¿y por qué no los hombres? Segundo: ¿quién protestó y se levantó en Zaragoza cuando la guerra de Cuba más que las mujeres? ¿Quién nutrió la manifestación pro responsabilidades del Ateneo, con motivo del desastre de Annual, más que las mujeres, que iban en mayor número que los hombres?


¡Las mujeres! ¿Cómo puede decirse que cuando las mujeres den señales de vida por la República se les concederá como premio el derecho a votar? ¿Es que no han luchado las mujeres por la República? ¿Es que al hablar con elogio de las mujeres obreras y de las mujeres universitarias no está cantando su capacidad? Además, al hablar de las mujeres obreras y universitarias, ¿se va a ignorar a todas las que no pertenecen a una clase ni a la otra? ¿No sufren éstas las consecuencias de la legislación? ¿No pagan los impuestos para sostener al Estado en la misma forma que las otras y que los varones? ¿No refluye sobre ellas toda la consecuencia de la legislación que se elabora aquí para los dos sexos, pero solamente dirigida y matizada por uno? ¿Cómo puede decirse que la mujer no ha luchado y que necesita una época, largos años de República, para demostrar su capacidad? Y ¿por qué no los hombres? ¿Por qué el hombre, al advenimiento de la República, ha de tener sus derechos y han de ponerse en un lazareto los de la mujer?


Pero, además, señores diputados, los que votasteis por la República, y a quienes os votaron los republicanos, meditad un momento y decid si habéis votado solos, si os votaron sólo los hombres. ¿Ha estado ausente del voto la mujer? Pues entonces, si afirmáis que la mujer no influye para nada en la vida política del hombre, estáis –fijaos bien– afirmando su personalidad, afirmando la resistencia a acatarlos. ¿Y es en nombre de esa personalidad, que con vuestra repulsa reconocéis y declaráis, por lo que cerráis las puertas a la mujer en materia electoral? ¿Es que tenéis derecho a hacer eso? No; tenéis el derecho que os ha dado la ley, la ley que hicisteis vosotros, pero no tenéis el derecho natural fundamental, que se basa en el respeto a todo ser humano, y lo que hacéis es detentar un poder; dejad que la mujer se manifieste y veréis como ese poder no podéis seguir detentándolo.


No se trata aquí esta cuestión desde el punto de vista del principio, que harto claro está, y en vuestras conciencias repercute, que es un problema de ética, de pura ética reconocer a la mujer, ser humano, todos sus derechos, porque ya desde Fitche, en 1796, se ha aceptado, en principio también, el postulado de que sólo aquel que no considere a la mujer un ser humano es capaz de afirmar que todos los derechos del hombre y del ciudadano no deben ser los mismos para la mujer que para el hombre. Y en el Parlamento francés, en 1848, Victor Considerant se levantó para decir que una Constitución que concede el voto al mendigo, al doméstico y al analfabeto –que en España existe– no puede negárselo a la mujer. No es desde el punto de vista del principio, es desde el temor que aquí se ha expuesto, fuera del ámbito del principio –cosa dolorosa para un abogado–, como se puede venir a discutir el derecho de la mujer a que sea reconocido en la Constitución el de sufragio. Y desde el punto de vista práctico, utilitario, ¿de qué acusáis a la mujer? ¿Es de ignorancia? Pues yo no puedo, por enojosas que sean las estadísticas, dejar de referirme a un estudio del señor Luzuriaga acerca del analfabetismo en España.


Hace él un estudio cíclico desde 1868 hasta el año 1910, nada más, porque las estadísticas van muy lentamente y no hay en España otras. ¿Y sabéis lo que dice esa estadística? Pues dice que, tomando los números globales en el ciclo de 1860 a 1910, se observa que mientras el número total de analfabetos varones, lejos de disminuir, ha aumentado en 73.082, el de la mujer analfabeta ha disminuido en 48.098; y refiriéndose a la proporcionalidad del analfabetismo en la población global, la disminución en los varones es sólo de 12,7 por cien, en tanto que en las hembras es del 20,2 por cien. Esto quiere decir simplemente que la disminución del analfabetismo es más rápida en las mujeres que en los hombres y que de continuar ese proceso de disminución en los dos sexos, no sólo llegarán a alcanzar las mujeres el grado de cultura elemental de los hombres, sino que lo sobrepasarán. Eso en 1910. Y desde 1910 ha seguido la curva ascendente, y la mujer, hoy día, es menos analfabeta que el varón. No es, pues, desde el punto de vista de la ignorancia desde el que se puede negar a la mujer la entrada en la obtención de este derecho.


Otra cosa, además, al varón que ha de votar. No olvidéis que no sois hijos de varón tan sólo, sino que se reúne en vosotros el producto de los dos sexos. En ausencia mía y leyendo el diario de sesiones, pude ver en él que un doctor hablaba aquí de que no había ecuación posible y, con espíritu heredado de Moebius y Aristóteles, declaraba la incapacidad de la mujer.


A eso, un solo argumento: aunque no queráis y si por acaso admitís la incapacidad femenina, votáis con la mitad de vuestro ser incapaz. Yo y todas las mujeres a quienes represento queremos votar con nuestra mitad masculina, porque no hay degeneración de sexos, porque todos somos hijos de hombre y mujer y recibimos por igual las dos partes de nuestro ser, argumento que han desarrollado los biólogos. Somos producto de dos seres; no hay incapacidad posible de vosotros a mí, ni de mí a vosotros.


Desconocer esto es negar la realidad evidente. Negadlo si queréis; sois libres de ello, pero sólo en virtud de un derecho que habéis (perdonadme la palabra, que digo sólo por su claridad y no con espíritu agresivo) detentado, porque os disteis a vosotros mismos las leyes; pero no porque tengáis un derecho natural para poner al margen a la mujer.


Yo, señores diputados, me siento ciudadano antes que mujer, y considero que sería un profundo error político dejar a la mujer al margen de ese derecho, a la mujer que espera y confía en vosotros; a la mujer que, como ocurrió con otras fuerzas nuevas en la revolución francesa, será indiscutiblemente una nueva fuerza que se incorpora al derecho y no hay sino que empujarla a que siga su camino.


No dejéis a la mujer que, si es regresiva, piense que su esperanza estuvo en la dictadura; no dejéis a la mujer que piense, si es avanzada, que su esperanza de igualdad está en el comunismo. No cometáis, señores diputados, ese error político de gravísimas consecuencias. Salváis a la República, ayudáis a la República atrayéndoos y sumándoos esa fuerza que espera ansiosa el momento de su redención.
Cada uno habla en virtud de una experiencia y yo os hablo en nombre de la mía propia. Yo soy diputado por la provincia de Madrid; la he recorrido, no sólo en cumplimiento de mi deber, sino por cariño, y muchas veces, siempre, he visto que a los actos públicos acudía una concurrencia femenina muy superior a la masculina, y he visto en los ojos de esas mujeres la esperanza de redención, he visto el deseo de ayudar a la República, he visto la pasión y la emoción que ponen en sus ideales. La mujer española espera hoy de la República la redención suya y la redención del hijo. No cometáis un error histórico que no tendréis nunca bastante tiempo para llorar; que no tendréis nunca bastante tiempo para llorar al dejar al margen de la República a la mujer, que representa una fuerza nueva, una fuerza joven; que ha sido simpatía y apoyo para los hombres que estaban en las cárceles; que ha sufrido en muchos casos como vosotros mismos, y que está anhelante, aplicándose a sí misma la frase de Humboldt de que la única manera de madurarse para el ejercicio de la libertad y de hacerla accesible a todos es caminar dentro de ella.
Señores diputados, he pronunciado mis últimas palabras en este debate. Perdonadme si os molesté, considero que es mi convicción la que habla; que ante un ideal lo defendería hasta la muerte; que pondría, como dije ayer, la cabeza y el corazón en el platillo de la balanza, de igual modo Breno colocó su espada, para que se inclinara en favor del voto de la mujer, y que además sigo pensando, y no por vanidad, sino por íntima convicción, que nadie como yo sirve en estos momentos a la República española.

Ochenta años desde que las mujeres tienen derecho a votar en España. Desde aquí mi más sincero y profundo agradecimiento a todas las personas que lucharon por ello, especialmente a la fuerza, dignidad e integridad de Clara Campoamor. Un ejemplo de lucha y trabajo.

Ochenta años que quitando los años de dictadura franquista nos quedamos en cuatro décadas. Pero es un comienzo y ahora lo importante es seguir adelante sin mirar hacia atrás. Exigir lo que realmente y por derecho nos corresponde o nos debería corresponder. Sin amilanarnos.

Absurda Cenicienta




sábado, 3 de diciembre de 2011

Nenitas...this is for you!

Hoy me gustaría dedicar una entrada a ellas. Ellas son unas princesitas rebeldes, cabezonas y con una preciosa sonrisa. Las mejores en escuchar y hacer pasar los ratos. Las mejores en animar y las mejores en permanecer ahí año tras año. También las mejores en su campo profesional.

Son especialistas en la vida de las demás. Confidentes de secretos y grandes consejeras. Son aquellas con las que sabes que otro mundo es posible y que la vida sería mejor si ellas estuvieran al mando. Buenas y dulces por naturaleza, saben desintegrar con una carcajada cualquier complejo.

Especialistas en abrir el baúl de los recuerdos para hablar de cualquier momento que hayamos pasado juntas. No alcanzamos el cuarto de siglo pero nos conocemos desde hace dos décadas. Juntas hemos celebrado cumpleaños, aprendido a leer y a escribir. Hemos quemado las fallas del colegio y nos hemos disfrazado de dinosaurios o hadas (¡que vida el CP Miguel de Cervantes!).

Hemos aprendido a tocar la canción del Titanic con la flauta y hemos hecho obras de teatro que quedan en el recuerdo. Play- backs y canciones que mejor no revivir (la gente pasa de mi...) y cajas con goma de borrar vete tú a saber para qué. Más mayores hemos puesto nombres estúpidos a los chicos que nos gustaban y nos hemos reído de nuestros fracasos amorosos desde la distancia.

Hemos pasado viernes en Bonaire y cumpleaños en el Bar Diego. Hemos compartido confidencias, nervios e historias para parar un tren. Conciertos en la Plaza de Toros y firmas de discos. Hemos sido groupies de algunos cantantes para acompañar a las otras. Por tantos y tantos momentos.

Cada una somos de una manera, tan sólo hace falta ver cómo esperamos que sea nuestro futuro o cómo queremos el café. Nos gusta reírnos de las excentricidades de las demás pero, a pesar de todo, me gusta saber que aunque lleve un coro rociero ellas vendrán a mi boda sin quedarse en el bar.

Tienen fuertes convicciones ideológicas y me encanta oírlas hablar de política. No siempre pensamos igual. A veces discutimos y nos indignamos porque las cosas no van mejor. Buscamos alternativas y nos animamos unas a las otras, porque confiamos en la valía de las demás.

Aunque en el algún momento me haya distanciado, ellas han estado ahí. Han estado, están y estarán. Siempre lo han hecho. Ellas son así. Nunca me han recriminado nada. Todo lo contrario, siempre han sabido recibirme por los brazos abiertos y una enorme sonrisa.

Por todo eso y más hoy les quiero dedicar este post. Porque aunque no siempre se lo diga soy muy afortunada de tenerlas a mi lado. Son unas mujeres increíbles a las que adoro. 

Nenitas...os quiero.

Absurda Cenicienta




miércoles, 30 de noviembre de 2011

Mujer contra mujer...

¿Cree en el amor? Evidentemente, no me refiero a aquel arrebato de pasión que creemos que nos durará toda la vida, que nos mueve a decir y hacer cosas que al cabo del tiempo lamentamos, que nos hace suponer que no podemos vivir sin una determinada persona, que nos lleva a temblar de miedo al pensar que podemos perderla. Aquel sentimiento que nos vuelve más pobres, no más ricos, porque queremos poseer lo que no podemos poseer, queremos retener lo que no podemos retener. Tampoco me refiero al deseo físico ni al amor propio, parásitos que gozan de camuflarse de amor desinteresado.

Hablo de amor que devuelve la vida a los ciegos. Del amor que es más fuerte que el miedo. Hablo del amor que dota a la vida de un sentido que no atiende a las leyes de la caducidad, que nos hace crecer y no conoce fronteras. Hablo del triunfo del ser humano sobre el egoísmo y la muerte.

¿Mueve la cabeza? ¿No cree en ese amor? ¿No sabe de qué hablo? No me sorprende. Yo tampoco lo conocía, hasta que conocí a su padre.


Jan- Philipp Sendker


A lo que añado...¡¡que viva el amor en todas sus formas y manifestaciones!! El de aquel beso que te hace soñar despierta o el de aquel gesto tierno y de complicidad cuando más se necesita. De aquella mirada que pide a gritos un 'te quiero' o una tarde desenfrenada de pasión. Los que se mantienen invictos y los que surgen tras una tormenta. Porque aunque muchas veces duela, es un sentimiento increíble.

El amor entre un hombre y una mujer, entre una mujer y un hombre, entre un hombre y un hombre o entre una mujer y una mujer. Al fin y al cabo amor. Amor del bueno, de ese valiente por el que jugarías eternamente al juego de los personajes de "Quiéreme si te atreves". Ese que te hace sonreír en el autobús, en una entrevista importante o en medio de tus sueños. Que te hace recordar aquellas palabras, ese beso furtivo o el tembleque de las piernas por volverlo a ver.

Amor de una vida o de un minuto, que diría Nach Scratch. Y hoy me quedo con esta reflexión, que nadie ponga límites ni barreras al amor. Que caigan las fronteras por cuestión económica y racial. Que ningún impresentable- como el actual senador del PP Aquilino Polaino- se atreva a decir que es una enfermedad cuando se da entre dos personas del mismo sexo.

¿A quién hace daño? ¿Acaso hay un sentimiento más bonito, más humano y más cristiano que amar? Hoy, no podía sonar otra cosa...Mujer contra Mujer, de Mecano.

Haz el amor y no la guerra, a lo que añadiría....vive y deja vivir. ¡Gracias! :)
Y para los/las que no lo conozcan, os recomiendo la peli de 'Habitación en Roma'.

Absurda Cenicienta



.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Nunca más...

Hoy es 25 de noviembre: Día Internacional contra la Violencia machista.
No, no voy a hacer un artículo para denunciar esta lacra, un terrorismo con el que convivimos día tras día.  No voy a hablar de las 54 mujeres que han muerto a manos de sus parejas o ex parejas en los que llevamos de año en nuestro país, como tampoco voy a hacerlo de las miles y miles de mujeres que denuncian diariamente. No voy a hacerlo por una cuestión muy sencilla: lo hago durante todo el año.

Hoy vuelvo a tener en mis manos una obra maestra. No será el Tirant lo Blanch de Joanot Martorell (aclaración para la señora Lola Johnson) o el Quijote de Miguel de Cervantes (por si las moscas, consellera). Pero es un libro que debería invadir las estanterías de cualquier librería y ser lectura obligatoria en los centros escolares. Ya os hablé en algún momento de él: "La Cenicienta que no quería comer perdices", de Nunila López.

¿Por qué creo que es tan importante? Porque es necesario que desde pequeñas sepamos que no necesitamos a ningún príncipe azul (o rojo). Que lo único que necesitamos es libertad y confianza en nosotras mismas para seguir nuestro camino. Porque el trazado de nuestra vida va en función del sendero que nosotras vayamos trazando. La vida ya se ocupará de ponernos obstáculos duros de superar como para tener que aguantar a mequetrefes que nos hagan la vida imposible.

Por ello tenemos que decirles que no. Que no somos la mujer de su vida. Ni hoy, ni mañana, ni nunca. Porque no somos ninguna posesión. Porque somos mujeres libres y no queremos un amor dependiente y posesivo. Somos capaces, capaces de amar de verdad con el placer y la libertad como bandera.

Porque nuestro lugar no está en la cocina: está donde nosotras queramos que esté. Porque no debemos derramar ni una lágrima más ni aguantar ni un día más su maltrato físico o psicológico. Tenemos que denunciar, tenemos que ser valientes y dar el paso. Es el momento de cambiar las cosas, el futuro está en nuestras manos.

Y, sobre todo, tenemos que ayudarnos unas a otras. Nada de consolar a una amiga que te cuente su calvario. Nada de apretar los dientes mientras oyes cómo tu padre pega a tu madre. Nada de caminar tranquila por la calle mientras eres testigo de cómo pegan a una mujer. NUNCA MÁS. Llamemos a la policía, pongámonos en contacto con el 016 (no deja rastro en la factura de teléfono), acompañemos a la víctima a denunciar y dejémosele cama para no dormir con su agresor.

Podemos cambiarlo. Démosle la espalda a los maltratadores.

Hoy más que nunca... Absurda Cenicienta

jueves, 24 de noviembre de 2011

No hay quinto malo...

Por aguantarme y quererme tanto a pesar de conocerme tan bien.
Por tu calor y compañía. Por estar ahí cuando más te necesito.
Por tener siempre una palabra de ánimo y estar presente en mis cosas importantes, aunque sean debates aburridérrimos.
Por escuchar mis locuras y teorías. También por saber hacerme callar con un beso.
Por dejar que siempre te lea mis noticias y artículos, por muy laaaaargos y pesaaaaados que sean, aunque sepas que no suelo hacer caso de las sugerencias...soy aries y de sangre aragonesa, ya sabes.
Porque no hay quinto malo... gracias por estos cinco años compartidos.

Porque te quiero.
I'm in 7th heaven, as the first day.

La gordita de la Absurda Cenicienta... ♥
                   


lunes, 21 de noviembre de 2011

Cuando se hunde el PSOE...

Ha caído el socialismo. La izquierda ha castigado y parte se ha quedado en casa. Cito esto porque el PP tan sólo ha ganado por el hundimiento del PSOE. La gente no ha salido en masa a votar, pero tampoco ha caído mucho el porcentaje de voto: tan sólo un 2%.

Comencemos el análisis. Ante todo, previsible. Aunque el desplome de escaños socialistas es histórico. El Partido Popular barre con 186 escaños. Sin embargo, tan sólo consigue 660.000 votos más que en la pasada legislatura. 10.830.693 frente a los 10.169.973 votos de 2008. El PSOE, por su parte, cae de los 169 a los 110 escaños (dato histórico), pero con número de votos es más asombroso todavía el descenso: de 11.064.524 a 6.973.880 votantes.

Una vez los dos partidos mayoritarios, pasamos a los grupos del millón de votos. IU recupera parte del voto útil prestado a los socialistas en las pasadas legislaturas y alcanza 11 escaños. Pasa de los 963.040 a 1.680.810 votos. UPyD sorprende logrando grupo parlamentario gracias a sus 5 escaños por el 1.140.242 votos frente a los 303.535 votos de 2008. Para acabar con este bloque, CiU consigue 16 escaños gracias a su 1.014.263 de votantes, frente a los 774.317 de los pasados comicios.

Con estos datos hago un alto en el camino para decir, una vez más, que me parece injusta la ley electoral. Dicen que favorece a los grandes, pero no es cierto del todo. También favorece a los partidos autonómicos. El mejor ejemplo: IU con 1.680.810 votos tiene 11 y CiU, con 500.000 votos menos, tiene 6 escaños más. Por no hablar de Amaiur, que veremos a continuación, que obtiene 7 escaños con una quinta parte de los votos de Izquierda Unida.

Dicho esto, seguimos. Amaiur ha conseguido 7 escaños con 333.517 votos y, seguido de cerca, el PNV tiene 5 con 323.517 votos frente a los 303.246 de 2008. A pesar de tener 20.000 votos más tienen un escaño menos. ERC, BNG y CC se mantienen con 2 escaños y con ligeros cambios. ERC obtiene 256.393 votos (296.473 en 2008), el BNG 183.279 (209.042 en 2008) y CC 143.550 (164.255 en 2008).

A continuación contamos con 3 partidos que consiguen un escaño. Por mi condición de valenciana de nacimiento me alegro de Compromís que obtiene 125.150 votos. FAC consigue 99.173 y GBAI 42.411 votos.

Con esto queda dibujado el mapa multicolor que la ciudadanía ha elegido libremente para sacar a España de la crisis económica. También una península teñida de azul en feudos históricamente socialistas, algo que ya se dibujaba desde los comicios autonómicos en mayo.

Además de mi indignación por la ley electoral quería dar dos pinceladas más de tristeza. La primera, por la mayoría absoluta: las odio, de todos los colores. Ni me gustaron los 202 escaños de González en 1982, ni los 183 de Aznar en 2000, como tampoco me gustaron los 184 de González de nuevo en 1986 ni los 186 de Rajoy de este año. (Bueno, que no me hubiera gustado vivirlo por lo que cuentan mis padres, ya que yo nací en 1988)

Y, en segundo lugar, me aterra que España 2000, un partido racista, gane adeptos legislatura tras legislatura. Me indigna y enfada a partes iguales que haya gente que proteste porque partidos nacionalistas puedan presentarse a las elecciones, pero nadie abra la boca por tener a un partido xenófobo. ¿Sabéis cuál es el problema? Que sabemos que éstos todavía no van a sacar escaño y, como que nos dan igual...pero no debería de ser así. Son peligrosos y mandan un mensaje peor aún. No deberían estar legalizados. Y lo digo, me da repugnancia acoger en la Comunitat Valenciana a tanto militante de este "partido".

¡Ah! También quería comentar que me ha parecido brillante que un político de la talla de Alfredo Pérez Rubalcaba haya querido estrellar su carrera política (porque sabía lo que iba a pasar) para no estropear la de la joven Carme Chacón. Aún así, ¿para cuando una mujer como secretaria general? #zas

Con todo esto os deseo que paséis una feliz semana.

Absurda Cenicienta

jueves, 10 de noviembre de 2011

Debate 07/11...segunda parte

Siguiendo la línea del primer post, continúo dando mi opinión del debate.

El bloque de políticas sociales lo abrió el líder popular Mariano Rajoy. Habló de la necesidad de crear una política de igualdad de oportunidades y recordó que para disponer de dinero para poder mantener las garantías sociales hacía falta crear empleo. Aseguró que su idea era crear empleo y llevar a cabo una buena gestión económica para mejorar la cifra de desigualdad de ingresos. Rajoy afirmó que España es el cuarto país con peores resultados de la Unión Europea.

Rubalcaba, por su parte, consideró que tener una sanidad y una educación gratuita para todos y todas garantiza y mejora la igualdad social. Por ello dijo tener miedo de la posible oleada de privatización en sectores públicos si gana el PP el próximo día 20.

A continuación se enzarzaron en un debate sobre las pensiones. Rajoy prometió no congelar las pensiones. El socialista, por su parte, añadió la apuesta que se ha hecho por las pensiones mínimas. Mientras que en 1996 eran de 378 euros al mes, en 2004 eran de 492 y, en 2010, de 742 euros.

Siguió su monólogo el popular y, cuando Rubalcaba le interpeló, Rajoy le contestó "no se preocupe señor Rubalcaba, que tampoco va tan mal en el debate". Dijo que él no pensaba congelar las pensiones y que sus intenciones eran mejores que las de los socialistas.

Dijo algo que me dolió mucho: "el problema de la educación pública es su calidad". Jarrón de agua fría...¿nos toma por tontos? ¿Qué dice? Profesorado preparado que han pasado unas oposiciones, alumnado variado para poder esforzarse más... ¿Sabe usted cuál es el problema? Que las arcas del Estado y de las comunidades autónomas también subvencionan los centros concertados pero esos se permiten el lujo de derivar al alumnado "problemático" a los centros públicos. Son clasistas y se permiten seleccionar a su alumnado aunque lo paguemos entre todo, mientras que los públicos no. Y no, no lo digo porque lo diga Rubalcaba. Lo digo porque he estudiado en centros públicos, porque tengo familia docente y primos estudiando...y sé cuál es la realidad. El problema de la educación pública no es su calidad, es las personas que quieren acabar con ella y ahogan las subvenciones para apostar por la privatización. Esas personas son el cáncer de la educación pública...muchos políticos y políticas que, tal vez, usted conozca.

Dicho esto (lo siento pero con la educación no puedo), el señor Mariano Rajoy apostó por la enseñanza de inglés a partir de los 3 años. El socialista por su parte comentó que el principal problema de la educación y la sanidad son las derivaciones- tanto de enfermos crónicos de hospitales privados a públicos como alumnado problemático de la concertada a la pública. Además añadió que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, había llamado a los profesores vagos.

Con esto quedó finalizado el bloque de políticas sociales. A continuación comenzó el de democracia y leyes. Lo abrió el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba. Criticó que los populares se hayan opuesto a absolutamente todas las leyes propuestas por la izquierda desde la Ley del Divorcio. "Es curioso que con lo liberales que son ustedes en la economía, sean tan entrometidos en la vida personal", apuntó.

Además, el socialista anunció que a pesar de que la democracia había funcionado muchos años, necesitaba una revisión. Por ello aseguró apostar por el desbloqueo de las listas para incentivar la participación. Comentó que iba a proponer eliminar las diputaciones, porque son entidades preconstitucionales que duplican dinero invertido y las Comunidades Autónomas y los propios ayuntamientos pueden hacerse cargo.

Tuvo palabras para la igualdad y la conciliación. Anunció seguir apostando por la igualdad entre mujeres y hombres y pedir la revisión de horarios comerciales para apostar por una mejor conciliación para estar con los hijos e hijas. Sus últimas palabras se refirieron a ETA. Habló de su fin, de la importancia de haber encauzado su fin y se comprometió a tender la mano, esté en el gobierno o en la oposición.

Rajoy también aseguró querer trabajar con consenso y consultar a todas las fuerzas políticas para apostar por un pacto territorial más austero, eliminar duplicidades y reforzar el control de los gestores. Tuvo palabras para referirse a la "igualdad". "Yo también confío en mujeres y les doy puestos de responsabilidad. Y, al mismo tiempo, son señoras de su casa y tienen tiempo para su casa, sus niños... De hecho, la mayoría de mis colaboradoras son mujeres".

Y el resto, ¿transexuales? Y, el resto de su equipo, ¿también se encarga y tiene tiempo para la casa y los niños o sólo las mujeres? Comentó que no tiene intención de eliminar las diputaciones porque son muy necesarias para municipios pequeños y citó al creador de las mismas, Javier de Burgos. (Un comentario muy Vicente Navarro, ¿no os parece? jeje)

No se mojó en temas del aborto, la pastilla post coital o el matrimonio entre homosexuales. Aseguró estar conforme a la unión entre dos personas del mismo sexo, siempre y cuando no se le llame a ese nexo matrimonio. Por último prometió unidad en materia terrorista también y estar más próximo a Europa. "Zapatero ha gastado demasiado tiempo en ese gran proyecto de la Alianza de Civilizaciones, con demasiado tiempo con Palestina y países de oriente, mientras se alejaba de Europa", aseguró.

Para cerrar el debate Mariano Rajoy, con un tono y discurso patriota, subrayó que España necesita un cambio; cambiar paro por empleo y desaliento por confianza. Aseguró que levantar la cabeza con orgullo era su mayor empeño y que se puede hacer, porque "somos una gran nación que no se rinde nunca".

Alfredo Pérez Rubalcaba, por su parte, animó al electorado a participar de su derecho al voto. "Que voten, que la indiferencia no resuelve nada". Admitió que la situación es complicada pero aseguró poder reaccionar y salir de la crisis sin que los equilibrios sociales peligren. "España puede salir con confianza. Salir sin que nadie quede a su suerte", concluyó.

Con esto pongo punto y final a un debate, en mi opinión, sin penas ni glorias. ¿Con ganadores? En mi opinión sí, aunque no coincida con los titulares de los periódicos. Así que me quedo con el titular de Iñaki Gabilondo...vence el candidato Rubalcaba al presidente Rajoy.

No puedo acotar mejor mi opinión.

Absurda Cenicienta

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Debate 07/11... parte 1

Visto con perspectiva y después de dejar un par de días mis notas reposar, me decido a escribir mi opinión sobre el debate del pasado 7 de noviembre. Además, aprovecho para felicitar a mi señor padre por su cumpleaños, ya que fue con él con el que compartí televisor viendo la oratoria (o falta de ella) de los dos candidatos a futuros presidente del gobierno. No hago bipartidismo, soy realista. No hay otra fuerza política capaz de llegar a la presidencia...no en esta década, al menos.

No voy a detenerme a comentar la indumentaria, porque me parece una soberana estupidez dedicar minutos y espacio a hablar del color de la corbata. Puestos en materia comentaré los tres bloques principales del debate, así como el exordio y la conclusión de los participantes.

Abrió el debate Mariano Rajoy, candidato del Partido Popular. Lo hizo mostrando sus condolencias al sargento español muerto recientemente en Afganistán. En su segunda idea lanzó un órdago contra su oponente: "estamos aquí porque la situación es insostenible". Continuó en la misma línea, asegurando que hay que cambiar el rumbo para detener la caída, crear empleo y todo sin tocar pensiones, sanidad ni educación.

A continuación el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba hizo lo propio dedicando unas palabras de apoyo a los familiares del sargento fallecido. Acto seguido apuntó las tres claves básicas de lo que iba a ser su discurso: buscar acuerdo empleo, reorientar la economía a través del control  de las Administraciones y todo garantizando la sanidad, la educación y las pensiones. Una introducción de libro, definiendo los pilares sobre los que iba a asentar su discurso.

El bloque de economía y empleo lo abrió Rubalcaba. Hizo una retrospectiva para hablar del comienzo de la crisis en EEUU, la gravedad de la situación en Grecia y arremeter contra el Partido Popular por crear la Ley del Suelo que fue la desencadenante de la burbuja inmobiliaria que hoy tiene al país en vilo. Reconoció que el PSOE no había sabido parar el crecimiento inmobiliario a tiempo, pero aseguró que el enfermo no se cura a través de seguir adelgazando, sino inyectándole vitaminas.

El socialista comentó sus cuatro claves en materia económica. En primer lugar, pedir a Europa retrasar 2 años el plan de ajuste. A continuación pedir al Banco Central que baje los tipos de interés, Al Banco Europeo de Inversiones que apueste por los bonos y deuda española y añadió la creación de un Instituto Financiero como grifo de crédito.

Mariano Rajoy, por su parte, se refirió a su oponente como Zapatero. Al darse cuenta de su error comentó que su desliz se debía a que eran igual, parte del mismo gobierno y de los mismos problemas y que, en 2008 estaba en las mismas circunstancias debatiendo con Zapatero. A este comentario Rubalcaba añadió: "ese debate que perdiste". El popular entró en materia para pedirle al socialista que no hiciera comparaciones porque en 2007 Francia, Alemania y España tenían la misma tasa de paro, y ahora no tiene nada que ver.

Rajoy puntualizó que los tres graves errores del ejecutivo socialista han sido la negación de la crisis, que se equivocaron a la hora de tomar medidas y que se han visto obligados a tomar medidas agresivas de ajuste porque así lo ha demandado Europa. En todo momento el candidato leyó sus notas.

Rubalcaba continuó dando recetas contra la crisis hablando de la posibilidad de que sea el Estado el que pague la Seguridad Social a las empresas que contraten a nuevos trabajadores durante un periodo concreto. También habló del impuesto de grandes fortunas, similar al modelo francés, así como el impuesto de los bancos. Aprovechó su tiempo para preguntarle a Rajoy por algunas ideas de su programa electoral.

El popular, sin salirse del esquema anteriormente redactado, no supo contestar al socialista sobre su programa electoral. Además, no comentó ninguna de sus propuestas para mejorar el empleo hasta el cuarto turno. Sus ideas eran: cambio político, poner a un gobierno competente, decir la verdad y tener un plan. Tras estas cuatro pinceladas tan ambiguas añadió que hay que controlar el gasto público, reducir el crédito de las Administraciones y establecer un techo de deuda en la Constitución.

Rubalcaba aprovechó su turno para reprocharle su falta de ideas. "Fantástico, eso sí que es concretar". He de reconocer que aquí comparto opinión con Rubalcaba. Creo que Rajoy debería tomar algunas clases como las que hemos tenido en la universidad para aprender la táctica de la "operación gallina": al grano. Continuó con más propuestas: la eliminación de duplicidades con las diputaciones, la reducción de las fuerzas armadas y la revisión del Impuesto de Sociedades.

El socialista añadió que el futuro pasa por la investigación y la innovación, por lo que hay que apostar por el I+D. También apostar por una construcción equilibrada y equilibrar la política económica protegiendo a trabajadores y desempleados. Le preguntó a su oponente si iba a subir el IVA.

Mariano Rajoy, para cerrar el bloque, subrayó que una de sus propuestas era que no se pagara el IVA hasta cobrar las facturas y desarrollar una política de apoyo a las PYMES. Todo a través de una reducción de las Administraciones, la reestructuración de las entidades financieras y una reforma laboral.

Con esto acabó el primer bloque. Cierro este diario por hoy con las conclusiones de esta humilde Absurda Cenicienta y sus escasos conocimientos de oratoria. En la forma, Rajoy no daba seguridad porque leía todo, tenía los ojos idos y un semblante nervioso haciendo muecas constantemente. Rubalcaba, por su parte, interpelaba una y otra vez y en ocasiones se equivocaba al ligar el discurso sin hacer uso de una lectura como su oponente.

En el fondo, Rubalcaba apostó por ideas claras desde su introducción y las fue desarrollando y desmigando a lo largo del discurso. Las podría haber explicado más pero estaba demasiado pendiente de hacer preguntas sobre el programa electoral de su oponente. Rajoy, por su parte, tardó cuatro turnos en dar alguna receta contra la crisis y la ambigüedad le acompañó en todas sus actuaciones.

Desarrolló una clase de economía básica haciendo del ABC del sentido común su línea argumental: si hay trabajo, hay cotización y con eso garantizamos las prestaciones, el consumo y todas las garantías sociales. En eso estamos todos de acuerdo, señor Rajoy pero, ¿cómo lo piensan hacer? En los 90 lo hicieron a través de la construcción. En esta ocasión, si llegan al gobierno, ¿cómo?

Y al señor Rubalcaba, por su parte, le diría. Aparentemente buenas ideas, ¿por qué no las han pensado un poco antes?

To be continued...
Absurda Cenicienta

jueves, 3 de noviembre de 2011

Querido presidente...

Querido futuro presidente del gobierno...

tan sólo soy una Absurda Cenicienta. Quería decirte que estás jodido, pero eso ya lo sabrás mejor que yo. Tus asesores te habrán hablado de cifras y más cifras, de estrategias y de recortes. Todo para que la situación económica se mantenga con un poco de suerte igual de mal que estamos ahora. Porque la situación que puede venir tras el referéndum de Grecia se comenta que puede ser catastrófica.

Mal de muchos, consuelo de tontos. En fin, muchísimo ánimo, porque lo vas a necesitar. No de mí, sino de cada una de las personas que residimos en este país. También de cada uno de los diputados y diputadas que están en sus escaños. Porque esto, sólo lo arreglamos entre todos. De verdad que lo creo.

Haciendo política de ataque y derribo no hemos conseguido nada. ¿Vamos a seguir perdiendo el tiempo? Ya hemos tropezado varias veces. No permitamos seguir haciéndolo. Por ti, por mí, por tus hijos, por los del vecino y las generaciones futuras.

Los recién licenciados tenemos una situación cuanto menos desoladora y frustrante. Hemos cumplido con todo lo que la sociedad nos ha exigido y nos encontramos con un título debajo del brazo, un montón de prácticas e idiomas para seguir viviendo de nuestros padres porque no hay contrataciones.

La gente que dejó sus estudios tras la educación obligatoria, con un poco de suerte, para apuntarse al 'Spanish dream' de la construcción ahora están endeudados y sin empleo. Sus BMW descansan en los garajes y los padres se encargan de pagar las últimas letras de sus coches.

La juventud tiene un panorama negro y desolador, para qué engañarnos. Sin embargo, lo es más si añadimos la cantidad de personas adultas en edad de trabajar que han quedado en paro. Personas que tienen que mantener una hipoteca y a sus hijos...y comer.

Por eso tan sólo quiero pedirte una cosa, que no hagas recortes en educación y sanidad. La educación, la formación y la investigación son las herramientas que debemos potenciar para intentar salir de la crisis. No hagamos más difícil todavía el acceso a la enseñanza por parte de la sociedad. Y, desde luego, para ello necesitamos seguir teniendo docentes y desdobles.

Y otro pilar básico es la sanidad. Hemos nacido y crecido contando con una seguridad social que atiende a todos sin importar su nivel adquisitivo. Por favor, que no perdamos una de nuestras señas de identidad más importantes (aunque no siempre funcione como toca) y que el resto de países aplauden. Para ello, cómo no, seguimos necesitando equipos médicos. E inversión en investigación.

Te iba a hablar de que apostaras por una información plural y por la continuidad de una política igualitaria que persiga los casos de violencia contra la mujer. También de la cultura libre y de la libertad de elegir. Pero todo eso creo que con la garantía de una educación pública, digna, plural y de calidad lo conseguiremos. Ahora y en el futuro.

Mucho ánimo porque sea quien seas, lo vas a necesitar. Te encontrarás solo y en ocasiones imagino que tendrás ganas de llorar y te preguntarás por qué te metiste en este berenjenal. En esos momentos recuerda tu sonrisa en la campaña electoral y en todas tus promesas. También en la ilusión de las personas que han depositado su confianza en ti...

Un abrazo...

Absurda Cenicienta

sábado, 29 de octubre de 2011

Días intactos...

Había llegado a una espiral de vacío existencial y miedo al futuro. No tenía nada. Cumplió con todo lo que le exigió la sociedad...y fue en balde. No era nada. No tenía nada. Empezaba a parecerse a todo lo que ella había odiado. Se levantaba por la mañana sin ganas de iniciar un nuevo día. Nada nuevo bajo el sol. Todo sería igual. No importaba que fuera lunes, miércoles o sábado. Que hiciera sol o lloviera. Que fuera verano o invierno. Nada iba a cambiar en su vida.

Eran "días intactos", como el nuevo disco de Manolo García. Estaba escuchando en la radio una entrevista al cantante y sonrió. Que haya un giro, aunque sea teatral. Así de simple es...

Absurda Cenicienta

viernes, 21 de octubre de 2011

Cese DEFINITIVO lucha armada

Va por ustedes, largo futuro en paz.
Con estas palabras concluye el video que ha publicado el periodista Iñaki Gabilondo en El País con motivo del comunicado de ayer de la banda terrorista ETA. Pueden verlo pinchando aquí.


Ayer, 20 de octubre de 2001 (cumpleaños de mi querida Lau), ETA anunciaba el cese definitivo de su actividad armada. Un momento histórico. Por primera vez desde hace 43 años pasan del "alto al fuego permanente, general y verificable", que vivimos en última instancia el 10 de enero de este año y pueden leer aquí, para hacer esta declaración con "compromiso claro, firme y definitivo".

"Ahora tenemos una democracia sin terrorismo, pero no sin memoria", anunciaba ayer el presidente del gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, en su comparecencia tras conocer el comunicado. Porque ETA abandona esta pesadilla muy tarde. Iba a decir demasiado, pero nunca es demasiado, más vale hoy que dentro de una semana. Pero con demasiadas víctimas a su paso. Porque no ha sido una guerra. ETA ha puesto las armas y la sociedad española los muertos.

No voy a hacer un análisis de la situación vasca ni del conflicto en sí. Para ello hoy tienen a su alcance un gran número de medios de comunicación que dedican páginas y páginas al tema. En mis manos tengo dos: El País titula "El fin del terror", mientras que El Mundo anuncia "ETA alardea de sus asesinatos y emplaza al gobierno a negociar".

No quiero quedarme tan sólo con la cita de Zapatero, también quiero hacerlo con el líder del PP, Mariano Rajoy. "Es una gran noticia. Este anuncio se ha producido sin ningún tipo de concesión política", señaló Rajoy, a lo que añadió que la tranquilidad "sólo será completa cuando se produzca la disolución".

Completamente de acuerdo con ambos. Desde luego. Pero los de ETA son terroristas, pero no idiotas. ¿Alguien pretendía que leyeran el comunicado a cara descubierta y dieran las armas allí mismo? Esto es un largo proceso. Acaba de empezar, queda mucho camino por hacer, pero es un punto de inflexión en la historia del terrorismo en España.

Además de las víctimas,- mortales, indirectas, amenazadas o insultadas- quiero darles un reconocimiento especial a las personas mayores. Personas a las que les robaron la infancia con la Guerra Civil. Personas que vivieron miserias durante los años de dictadura. Personas que han sufrido con la sombra del terrorismo etarra campando a sus espaldas.

Hoy, muchos años después, pueden compartir con las nuevas generaciones otro escenario.
Hoy es un día feliz... libertad, libertad.

No puede ser de otra manera, hoy me quedo con dos temas insignia: el "Libertad sin ira" de Jarcha y el "Canto a la Libertad" de mi Labordeta.

HOY PUEDE SER UN GRAN DÍA...

Absurda Cenicienta


miércoles, 19 de octubre de 2011

Me atrevo con economía...

Con tiempo por delante decidí aprender algo más sobre economía. Tras unos consejos de mi twitteramigo Víctor Ruíz, decidí iniciarme en este mundo a través de la ventana de "Economía humanista". Se trata de un compendio de artículos publicados por José Luis Sampedro.


La mayoría de ellos están escritos hace muchos años. Cuando salíamos de ser pobres y empezábamos a ser ricos. A punto de entrar en nuestra anterior depresión. Visto con perspectiva y analizando la situación, creo que no tenemos otra que asumir que sí, "el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra".


Me gustaría compartir el capítulo 11 de este magnífico libro, publicado en la revista Cuadernos para el Diálogo, bajo el título "Eso de la productividad.


El obrero dio unos golpecitos en la puerta. Al oír la respuesta, entró en el despacho. No se sentía intimidado. Llevaba muchos años en la casa y en la pequeña empresa todos se conocían. El patrón era buena persona y le apreciaba. Avanzó hasta la mesa, intercambió unos saludos, se sentó, aceptó el cigarrillo y expuso su problema. Era un problema muy sencillo, muy corriente, muy vulgar: apenas podía vivir con lo que ganaba. Necesitaba más jornal. Su mujer decía que…

El empresario le interrumpió cortésmente:
-¿Has visto anteanoche la televisión?
-No, señor. No tenemos. Precisamente habíamos pensado que a plazos, sabe usted… No para divertirme, ¡qué va!; llega uno a casa muy cansado y mi señora no para. Es que eso del bachillerato radiofónico vendría muy bien a los pequeños… la educación, ya me comprende usted.
-Justo, la educación. Pero todos necesitamos educarnos –mintió amablemente-. Por eso te preguntaba si la oíste anteanoche. Explicaba muy bien que, si suben los salarios si que aumente la productividad, los obreros serán los más perjudicados. ¡Estaba clarísimo! ¿Comprendes?
-Pues… no, señor. Perdone usted. Uno…
El empresario apreciaba sinceramente a aquel obrero. Tenía tiempo, además, para dedicarle unos minutos, por otra parte, las relaciones humanas…
-Verás. Productividad quiere decir que, trabajando las mismas horas, tú produzcas más mercancía. ¿De acuerdo?
-Sí, señor. Eso lo entiendo. Ya me lo ha explicado mi chico, el mayor.
-Pues ya está. Si tú en una hora, por ejemplo, produces un diez por ciento más, yo puedo subirte el salario ese diez por ciento y eso sales ganando. Pero si te lo doy sin que produzcas más, yo no tengo más remedio que vender más caro. Y si hacemos todos igual, subirán todos los precios y tú saldrás perdiendo. Ganarás más pesetas, sí; pero como todo habrá subido, vivirás como ahora o peor… ¿Te das cuenta?
-Sí, señor, sí. Pero mi chico dice… Bueno, usted perdone.
-Habla, hombre habla ya me conoces; yo siempre estoy dispuesto a comprender las cosas. ¿Qué dice tu chico?
-Es un muchacho… así; algo despabilado. No es malo, ¡eso no!; pero como lee mucho… Bueno, que no es de mi tiempo.
El empresario dio una chupada al cigarrillo y sonrió.
-La cultura, bien entendida, es buena. Pero, en fin ¿qué dice?
-Pues dice, con perdón, que podrían subirse los salarios aunque no aumentara nuestra productividad.
-¡Vaya, vaya! ¿Y cómo? ¡Si tu chico hubiera visto anteanoche la televisión…!
-Dice que, habiendo buenos beneficios, podrían rebajarse un poco y compensar el salario… Muy poco, claro… En fin, que también hay que mirar la productividad de los patronos
-Y en eso tiene razón, sí, señor. Hay algunos que no se merecen nada. Háblame sin reparo, que ya ves que estoy de acuerdo.
-Pues yo pienso, y usted me dispense, que, si haciendo igual que el año anterior, aquí habían subido los beneficios, como usted dijo cuando nos dio la paga, entonces es que no tenían que haber subido, según eso de la productividad, y compensando…
-Un momento, un momento. ¿Cómo es eso de que no tenían que haber aumentado los beneficios?
-Pues… si aquí se había trabajado como otros años…
-¿Y qué? ¿Es que por eso no ha aumentado mi productividad? Vamos a ver, hombre, ¿Qué produzco yo? ¿No son beneficios lo que produzco? Pues entonces, si han aumentado mis beneficios con igual trabajo, es que ha aumentado mi productividad! ¡Está más claro que el agua!
El obrero quedó desconcertado. Aquello no tenía réplica: si el patrón, que sólo produce beneficios, había conseguido producir más, estaba claro que le correspondían más beneficios… Y el caso es que últimamente hasta iba menos por el despacho y se lo hacía todo un abogado joven. No era como en los primeros tiempos del negocio, cuando el patrón no paraba y hasta echaba de vez en cuando una mano. El obrero lo recordaba muy bien; mientras que ahora… Parecía como si cuanta más gente ayudara al patrón y menos sudara él, más productividad tuviera. Eso sí que era suerte.
El patrón miraba a su hombre luchar contra complicados pensamientos. “¡Pobre gente –pensó-, No sirven para más!”
-Parece como si tuviera usted razón –reconoció, al fin, el obrero, levantándose-. Voy a ver cómo puedo aumentar mi productividad.
-¡Eso es! –exclamó el empresario, levantándose también- Ése es el camino. Cuando lo consigas, te subo el salario. Palabra.
-Muchas gracias. Claro que –añadió rascándose la cabeza- no sé que hacer más. Yo trabajo con los cinco sentidos, sin perder un minuto. Ya me conoce usted. Como no le eche más horas…
-No, no –sonrió el empresario-. Eso es más trabajo, pero no más productividad. Te llevarás entonces más pesetas, pero seguirás ganando lo mismo que ahora.
De pronto, el rostro del obrero se ilumino.
-¡Ya está! Si me cambia usted la máquina, soy capaz de hacer el doble. Las perfiladoras son viejas, de antes de la guerra, ya sabe usted. Si pone de esas nuevas que hay ahora…
-¡Hombre, eso sí que no! Entonces no puedo seguir aumentando beneficios, porque hay que amortizar otra vez las máquinas. ¡Eso es querer subir tu productividad a costa de la mía, hombre! ¡Eso es una explotación! –concluyó medio en broma, medio en serio.
El obrero se quedó intimidado. ¿Cómo iba él a explotar al patrón? Quizá su hijo pudiera explicarlo, pero él temía haber dicho algo desaforado. Iniciando algunas excusas, se encaminó a la puerta. Le detuvo la voz del patrón:
-Para que veas; te lo voy a explicar todo. Habría otra manera de que, sin subir los precios, cobráramos más tú y yo. Si el gobierno me rebajara los transportes, o la luz, o la gasolina, esa rebaja nos la podríamos repartir entre nosotros.
-Es verdad. ¿Y por qué no rebaja todo eso el gobierno?
El empresario movió tristemente la cabeza.
-Ahí está. Tendría que aumentar su propia productividad.
-¿Y no…?
El obrero no continuó ante la mirada abatida del patrón, que sentenció con voz oprimida:
-No.
-O sea –dijo el obrero al cabo de un rato-, que la única productividad que cuenta para eso de los salarios es la mía.
En silencio, el empresario abrió los brazos en ese gesto desalentado que hacemos ante lo que está más allá de nuestras fuerzas.
El obrero se dirigió a la puerta. La abrió.
-¡Qué se le va a hacer! –dijo. Y se despidió dando las gracias. La verdad es que el patrón no podía hacer nada. Y había estado la mar de amable.
-Oye –le retuvo el empresario-, cuando anuncien otro día cosas de éstas por la televisión, que venga tu chico si quiere.
-Muchas gracias.
-Aunque –bromeó- a lo mejor prefiere ver el fútbol. Los muchachos…
-No, señor; gracias. Mi chico no va al fútbol.
-¿Qué hace entonces?
-Lee; ya se lo he dicho. En cuanto tiene un rato libre, ya está con un papel en la mano. Lee hasta en francés. Periódicos…
-¡En francés! –repitió el empresario, moviendo la cabeza, dubitativo-. Pues leer tanto no es sano. Los chicos a la edad del tuyo necesitan aire libre y vida sana. Eso, vida sana. ¡Deporte, mucho deporte! Leer así, la verdad, no es sano.
El empresario volvió a entrar en su despacho y cerró la puerta tras de sí. Se sentía sinceramente inquieto por el problema familiar de aquel obrero, a quien de verdad apreciaba. Tenía que hablarle un día; explicarle que los muchachos se descarrían fácilmente, les entran ideas raras y luego, en el caso menos malo, se pasan la vida amargados si no tiran a algo peor.


Y con esto me quedo. Que no dejemos de devorar libros, páginas webs, periódicos, literatura, teatro...para así tener las herramientas necesarias para luchar por lo justo y denunciar lo intolerable. Son momentos difíciles, pero contentar nuestra rutina tan sólo con placeres balsámicos que nos permitan abstraernos, tampoco nos va a ayudar en el futuro. Gracias a Víctor por su recomendación.

Absurda Cenicienta


martes, 18 de octubre de 2011

...¿capaz o incapaz?

Entre tanta política, desintoxicación psicológica y ganas de gritar al mundo, me tomo un pequeño descanso para contar la historia de dos amigos. Los protagonistas son Sophie y Julien. No necesitan nada más: ellos y su bonita cajita. Les encanta jugar con fuego, y al final de la primera partida, ambos acaban perdiendo.

Justo cuando descuben lo que es el amor...
Felicidad en estado puro, brutal, natural, volcánico, qué gozada, era lo mejor del mundo... Mejor que la droga, mejor que la heroína, mejor que la coca, chutes, porros, hachís, rallas, petas, hierba, marihuana, cannabis, canutos, anfetas, tripis, ácidos, LSD ,éxtasis... Mejor que el sexo, que una felación, que un 69, que una orgía, una paja, el sexo tántrico, el kamasutra, las bolas chinas... Mejor que la nocilla y los batidos de plátano... Mejor que la trilogía de George Lucas, que la serie completa de los Teleñecos, que el fin del Milenium... Mejor que los andares de Ally Mcbeal, Marilyn, la Pitufina, Lara Croft, Naomi Campbell y el lunar de Cindy Crawford... Mejor que el pequeño paso de Amstrong sobre la Luna, el Space Mountain, Papa Noel, la fortuna de Bill Gates, las malas experiencias cercanas a la muerte, la resurrección de Lázaro, todos los chutes de testosterona de Schwarzenegger, el colágeno de los labios de Pamela Anderson, mejor que los excesos del Marqués de Sade, Rimbaud, Morrinson y Castaneda... Mejor que la libertad... Mejor que la vida.
Perdieron por no ser capaces a dar el paso. Con el paso de los años su pequeño juego dejó de ser algo inocente, para volver cargado de pasión y sentimiento. Era mucho más fácil ser tan sólo amigos, pero el juego no podía pararse y cada vez era más intenso. Decir "capaz" por ser incapaz de decir "te quiero".

Toda una vida para escuchar esas ocho letras de los labios del otro. Y eso que estaban dispuestos a todo...
- Hay dos o tres cosas que nunca me has pedido y lo lamento. Habría sido capaz...
- ¿Qué cosas?
- Comer hormigas, insultar a los parados que salen del INEM y amarte como loco.
Y con todo esto quiero deciros que no esperemos a que llegue nuestra oportunidad, que tenemos que ir nosotros y nosotras a buscarla. Tanto en el amor, como en otro gran número de parcelas en nuestra vida. Y cuando llegue el momento de tomar una decisión no tengamos miedo...seamos capaces.

Más vale arrepentirse de lo que fue mal que de lo que pudo ir (bien o mal) pero no fue porque no nos atrevimos a intentarlo. La vida está hecha para los/las valientes, así que contesta a la pregunta...¿capaz o incapaz?

Absurda Cenicienta






miércoles, 12 de octubre de 2011

Polvo, niebla, viento y sol...

Por tu ser avanza el Ebro recorriendo y bañando tras su paso aquellas huertas de secano en las que muchos dejaron- y dejan- su empeño, fuerzas y trabajo. Es una tierra singular donde la faena y el sudor son los únicos motores que mantienen activo tu corazón. Pero ahí andas tú, con temple y decisión, aguantando la tormenta con asombrosa admiración. Porque nunca caminas sola. 

Eres la envidia de la contorná. En ti ven una mina de diamantes aquellas grandes ciudades de cítricos, mantillas y sedas. En ti ven la salvación, el puente para la infraestructura y la corrupción. No permitas que impongan su interés a tus necesidades y las de tu gente.

Y no tengas miedo, porque siempre tendrás apoyo. Habrá gente que te tendrá olvidada, otra que no sepa de tu existencia. Pero tienes a tus paisanos y a tus generaciones de emigrantes que allá donde estén gritarán que Aragón existe y no te dejarán sola. Al igual que a tu virgencica, a la que hoy quiero felicitar, porque cada año por estas fechas tu gente se reúne para alabar a la Virgen del Pilar.
Desde tiempos a esta parte
vamos camino de nada.
Vamos a ver cómo el Ebro
con su soledad se marcha.

Y con él van en compañas
las gentes de estas vaguadas,
de estos valles, de esta sierra,
de estas huertas arruinadas.

Polvo, niebla, viento y sol,
donde hay agua una huerta.
Al norte los Pirineos,
esta tierra es ARAGÓN.
El querido abuelo aragonés, ¿quién sino? Con estas estrofas de Labordeta me despido.

Absurda Cenicienta



lunes, 10 de octubre de 2011

Poetas, canallas y lolitas.

Nos cuestionamos a menudo el sentido de nuestra vida, una existencia que esperamos sea necesaria y productiva. Cuando los viejos tópicos que encontramos revoloteando en nuestra cabeza caen como si de una torre de naipes se tratara, lloramos. Lágrimas de grandes caídos; pobres exquisitos, ricos miserables. El corazón sangra, el rostro se cubre de gotas cristalinas que no quieren decir otra cosa que queremos llorar, así es... porque estamos vivos. Esa es la razón de nuestro lloro y la razón de nuestra existencia.

El maestro Joaquín Sabina, con su conocido ácido y mordaz humor, a la vez que realista, nos da cien razones (a las que él llama mentiras) para no cortarse de un tajo las venas. Habla de cuestiones tan cercanas para nosotros como las nubes de verano, las setas en noviembre o la gripe en primavera. También de personajes como poetas, canallas, lolitas y donjuanes. ¿Por qué no? Todos estos son motivos por los que continuar sonriendo a la vida. También el perfume, los celos, los besos, el agua y el lujo de no pasar hambre.

Y hoy me quedo con todo esto. En un momento de crisis- económica y de valores- necesitamos cosas para motivarnos. A menudo buscamos ilusionarnos con incentivos externos, cuando a menudo somos cada uno de nosotros y nosotras, con nuestras manías y las personas que nos rodean, la solución. Que no olvidemos quienes somos ni dejemos que aduladores jueguen con nuestra personalidad. Al fin y al cabo, cuando todo esto acabe...¿qué mejor que seguir conservando nuestra alma en oferta que nunca vendimos?

Sí, otra de las cien mentiras del genio de Úbeda.

Absurda Cenicienta

jueves, 6 de octubre de 2011

A teclas de distancia...

Son muchos los kilómetros que nos separan, pero eso no importa.
Tenemos una relación a través de las tecnologías y redes sociales, pero sé que cuando vuelve siempre me guarda un día.
No para cotillear, que para eso tenemos todo el año.
Pero sí para sentarnos en un banco cualquiera o delante de un café o gofre, para hablar de todo y de nada.
Para interrumpirnos y retar al reloj.
Para que en nuestro pequeño mundo, por unas horas, podamos hablar de política, el futuro, economía, filosofía y amor.
Porque no necesitamos más para saber que otro mundo es posible.
Porque lleva aguantándome muchos años y apoyándome en cada paso que doy.
Porque le animo, por muy marcianas que sean sus ideas.
Después de dejar Valencia por la Université Dauphine...maintenant, il est à Miami.
Y sí, lo echo de menos. A sus historias y a los mensajes sorpresas que me alegraban el día.
Pero volverá pronto convertido en un auténtico experto en Economía.

Sé bueno, A.

Absurda Cenicienta

martes, 4 de octubre de 2011

Buscando en el baúl de los recuerdos...

Rescatando viejos recuerdos he encontrado algo muy especial: una guía un tanto particular. Por ello quería compartir con todos vosotros y vosotras unos trucos muy sencillos de belleza...
  • Para conseguir unos labios atractivos, di palabras de ternura.
  • Para conseguir unos ojos preciosos, busca lo que hay de bueno en la gente.
  • Para conseguir una silueta esbelta, comparte tu comida con los que pasan hambre.
  • Para tener el pelo bonito, deja que un niño o niña pase sus dedos por tu cabello una vez al día.

 Y al leer estos consejos no puedo más que sonreir. Somos personas tan preocupadas por el exterior y la fachada que a menudo olvidamos que la verdadera belleza reside en cada uno de nuestros corazones.

 

 
Absurda Cenicienta

sábado, 1 de octubre de 2011

Todo comienzo tiene su fin...

Hace ya cinco años que comenzó mi aventura periodística a nivel profesional. Quería dedicarme a ello en cuerpo y alma. Por ello entré por aquellas puertas de mi universidad con la cabeza alta y una sonrisa de oreja a oreja. Iba a hacer realidad mi sueño.


Marqué objetivos y conocí a gente con la que compartirlos. Me equivoqué y fui aprendiendo y mejorando con el paso de los días. Me puse una meta, mi entrevista soñada, y la alcancé en segundo. Probé con el periódico, la radio y los gabinetes. Y al final llegó la televisión. Algo que creía que no podría superar, y ahora no puedo más que decir ¡me encanta!


Gracias a todas aquellas personas que os habéis cruzado en mi camino a lo largo de estos cinco años. Gracias por enseñarme tanto, tanto, tanto y tanto. No solamente lo digo por los profesores/as o profesionales (ya con plaza, por decirlo de alguna manera), sino también por mis compisss. Que todo sea dicho de paso, también somos profesionales.. ;)

Y ahora veo que acaba una etapa. Respiro profundamente. Tengo miedo, mucho miedo. Ganas de llorar, gritar y querer una respuesta. Saber qué hacer con mi vida. Un título debajo el brazo y unas cuántas prácticas, ¿y ahora qué, pequeña?


Pues a seguir caminando y aprendiendo. Miro mi habitación y todo sigue en orden. La cama, el escritorio y el armario siguen en el mismo sitio. Pero están renovados. Tengo diccionarios que antes no tenía: ideológico, panhispánico de dudas, de dichos y algún que otro libro de estilo. También libros de periodistas a los que quisiera parecerme. Fotos que demuestran el buen recuerdo de esta aventura. Y un largo etc.


Y es que a pesar de ser la misma Absurda Cenicienta que hace cinco años, con su pasión irremediable por Joaquín Sabina y por su querida Sierra Callada. Con sus ganas de cambiar el mundo y contar la verdad. Con su amor por la política y su especial interés en el papel de la mujer en los medios de comunicación. A pesar de todo, a pesar de que sigo siendo la misma... me quedo con un poquito de lo que cada una de las personas que se han cruzado por mi camino me han enseñado.


Y no puedo más que querer seguir equivocándome para así seguir aprendiendo. Tener la oportunidad de demostrar todo lo aprendido y empaparme de nuevas técnicas y formas de redactar o locutar. Y deseo lo mismo para todos y todas vosotros/as.


No caigamos en el desánimo, aunque es muy difícil con el panorma que nos rodea.
Por ello no olvidemos que "no hay en todo el mundo un triunfo verdadero que pueda superarse a la dignidad en el vivir" (David Starr Jordán).


Me quedo con eso...con que tengamos ganas por seguir soñando.


Absurda Cenicienta

jueves, 15 de septiembre de 2011

No está muerta, no es noticia

Miedo, tristeza y rabia. Miedo porque sé que este es el mundo en el que voy a tener que pasar el resto de mis días. Tristeza porque los prejuicios y actitudes del pasado siguen presentes en gente joven. Y rabia, cómo no, rabia y repugnancia hacia todas aquellas personas que tan sólo entienden la violencia como vechículo de "comunicación".

Hoy he conocido un nuevo caso de violencia contra la mujer. La víctima de este terrorismo machista es joven y vive a unas manzanas de mi casa. Esta mañana ha recibido varias puñaladas en su cuerpo en presencia de su hijo por parte de su marido. Se encuentra en estado grave, aunque estable.

Conclusión: no es noticia. No interesa porque no está muerta. ¿Hasta qué punto estamos equivocándonos los medios de comunicación en el tratamiento informativo de esta lacra? ¿No es noticia que haya un nuevo caso de violencia contra la mujer? Porque seamos realistas: las víctimas de la violencia machista no son tan sólo las mujeres que desgraciadamente mueren cada año a manos de sus parejas o ex parejas. También son las que sufren humillaciones diarias, las que reciben un mal trato por parte de ellos, las que son controladas, las que soportan gritos y amenazas, las que son tratadas como criadas y, por supuesto, las que reciben golpes. Sí, aunque no estén muertas.

Este es uno de los principales problemas de nuestra sociedad. Cuando se compara con el terrorismo da miedo pero, ¿somos realmente conscientes de la cantidad de mujeres que han fallecido a manos de sus parejas? 500 personas en los últimos diez años, pero más de 700.000 mujeres denuncian malos tratos al AÑO, según datos del Ministerio. ¿Somos conscientes de lo que significa?


Por el peso de esta lacra los y las periodistas tenemos que ser sujetos activos que denunciemos las injusticias y apostemos por defender a las víctimas. Tenemos la obligación moral de elaborar información de servicio para que mujeres que puedan sentirse en la misma situación sepan que existen alternativas y salidas.

Para demostrarles que otro mundo es posible y que es cuestión de tiempo que puedan emprender su camino hacia donde ellas quieran, sin que nadie les imponga absolutamente nada. Porque cada vez estamos mejor formadas, porque somos económicamente independientes, porque...en definitiva, somos personas con nuestra dignidad y no merecemos que ningún hombre ponga su mano encima de nuestro cuerpo a no ser que quiera acariciarlo. Y por supuesto, tampoco podemos consentir ni asumir un machaque pscicológico constante, porque valemos mucho más que eso.

Hoy os dejo una canción que siempre me ha animado y dado fuerzas. Os dejo con Ana belén y su "Hombre al Piano" aquí.

Absurda Cenicienta